Causas de la bronquitis asmática

La bronquitis asmática es el resultado de no haber tratado la bronquitis aguda adecuadamente.

Esta es una condición obstructiva de los órganos respiratorios de tu cuerpo.

La membrana mucosa, el tubo bronquial y otros órganos y tejidos respiratorios utilizados para respirar se obstruyen con sustancias irritantes como el polvo, el polen y los productos químicos o se ven potenciados por los virus.

El cuerpo naturalmente lucha contra estos irritantes; sin embargo, cuando el sistema inmunológico se debilita, los irritantes pueden penetrar fácilmente en el cuerpo causando problemas de salud como la bronquitis asmatica.

El tubo bronquial produce moco que da a los órganos respiratorios una cubierta protectora.

Además, los tejidos blandos, los tubos bronquiales y la membrana mucosa del sistema respiratorio están cubiertos de cilios.

Estas son estructuras similares a los cabellos que evitan que los irritantes y virus ingresen a los pulmones.

Estar expuesto a sustancias irritantes durante mucho tiempo permite que las partículas y virus en el aire entren fácilmente en los órganos y causen una infección e inflamación.

Debido a esto, es que el exceso de mucosidad se produce en el tubo bronquial.

Este resultado es una respiración forzada en algunos casos y, por lo tanto, se necesita atención médica de inmediato.

Las bacterias se pueden combatir tomando medicamentos apropiados para mejorar la condición.

Se pueden administrar esteroides y medicamentos para inhalación para aliviar a los pacientes.

Los medicamentos son útiles para eliminar la congestión en las vías respiratorias causada por el exceso de moco.

¿Cuál es la principal causa de la bronquitis asmática?

Los agentes externos en lugar de virus o bacterias son la causa principal de este problema de salud.

Estos agentes externos incluyen el polvo, el polen, el cambio de temperatura, la contaminación del aire, etc. y causan hiperactividad en el tracto respiratorio.

Los signos y síntomas comunes de este tipo de bronquitis son:

  • Dificultad para respirar.
  • Dolor en el pecho al respirar.

Si tienes bronquitis asmática debes evitar los irritantes externos que agravan la situación tanto como puedas.

Si bien todos los factores antes comentados influyen en la aparición de la bronquitis asmática, también se pueden apreciar en los pacientes con esta enfermedad otros desencadenantes aunque los mencionados son los más comunes.

Además se pueden presentar otros síntomas de la bronquitis asmática que pueden ser incluso más graves.

Presentándose signos y síntomas más frecuentes y más graves que los que se pueden presentar con el asma común.

En relación al tratamiento de la bronquitis asmática podemos decir que en general e muy similar al dado en el caso de la bronquitis crónica.

Ten presente que si piensas que tienes bronquitis asmática debes consultar de inmediato con un médico de confianza, ya que recuerda que el presente artículo es sólo informativo y no sustituye la opinión de tu médico.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.