Vitamina D puede ayudar a combatir el asma ocupacional

Según un nuevo estudio, las personas con asma ocupacional podría obtener beneficios significativos de las intervenciones nutricionales destinadas a reducir la grasa y aumentar el nivel de vitamina D.

 

Qué es el asma ocupacional

El asma ocupacional es la forma de asma causada por la inhalación de humo químico, polvo, gases u otras sustancias en el lugar de trabajo. Como otros tipos de asma, el asma ocupacional puede causar opresión de pecho, sibilancia y falta de aliento. La gente con alergias o antecedentes alérgicos familiares tiene mayor probabilidad de desarrollar asma ocupacional.

 

¿Vínculo nutricional?

El equipo, dirigido por Marina Ruxandra Otelea, observó que incluso después de haber finalizado la exposición al estímulo el asma persistente es frecuente.

Aunque se considere importante, la nutrición y, específicamente la ingesta de vitamina D, raramente se ha evaluado en el asma ocupacional, según el equipo.

Este nuevo estudio publicado en la revista científica Endocrine investigó los posibles vínculos entre el consumo de vitamina D y el asma ocupacional, mientras observaba su relación con la masa corporal y otras comorbilidades relacionadas con la deficiencia de vitamina D, función pulmonar y calidad de vida.

“Descubrimos una reducción del consumo de vitamina D para el asma irritante y asma alérgico en pacientes obesos y no obesos”, reveló el equipo. Anotaron que la ingesta media en pacientes no obesos era mayor, aunque no tuvo significación estadística.

“También encontramos una menor ingesta de vitamina D en el grupo de asma leve frente al grupo de asma severa”, añadieron.

Los investigadores concluyeron que la relación entre la obesidad y vitamina D en núcleos clínicos y función pulmonar depender del fenotipo del asma.

El equipo recomendó que las intervenciones nutricionales para todos los fenotipos de asma ocupacional deberían ser un aspecto importante en futuros tratamientos, especialmente con el objetivo de reducir la grasa corporal y lograr la ingesta diaria recomendada de vitamina D.

“Cuando analizamos el impacto del efecto de la pérdida de peso en la evolución del asma, el nivel de vitamina D también debería considerarse una influencia”, concluyeron.

 

Referencias

Otelea MR, Rascu A. Vitamin D Intake and Obesity in Occupational Asthma Patients and the Need for Supplementation. Endocr Metab Immune Disord Drug Targets. 2018;18(6):565-572.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.