La suplementación con probióticos podría reducir los síntomas gastrointestinales durante una maratón

Según un estudio la suplementación con probióticos parece ser una estrategia prometedora para reducir la incidencia y severidad de los síntomas gastrointestinales (GI) en los corredores de resistencia.

Los hallazgos de 24 corredores suplementados con un probiótico durante 28 días antes de una maratón llevaron a los investigadores a pensar que este enfoque podría reducir los síntomas GI que, de lo contrario, afectaban al rendimiento.

“Tenemos datos inéditos que sugieren que los probióticos podrían aumentar la absorción de carbohidratos (CHO) durante el ejercicio” dijo Jamie Pugh, autor principal del estudio e investigador posdoctoral en la Universidad John Moores de Liverpool (Reino Unido).

“Y aunque no observásemos ninguna diferencia en nuestro estudio, otros han demostrado que los probióticos pueden ofrecer cierta protección frente al daño que ocurre en la pared celular intestinal durante el ejercicio. Además, están emergiendo investigaciones que sugieren que las bacterias intestinales desempeñan un rol sobre el estrés y la ansiedad”.

Los atletas que participan en eventos de resistencia como las maratones tienen comúnmente síntomas GI.

En un estudio de 2018 el 27% de los corredores aficionados dijeron haber tenido síntomas GI moderados o más severos durante la carrera.

Si bien es de naturaleza multifactorial, el mecanismo exacto no se comprende por completo. Aunque se cree que la suplementación con probióticos es una estrategia potencial, hay menos consenso sobre su efectividad en el manejo de los síntomas GI relacionados con el ejercicio.

Detalles del estudio

El Dr. Pugh y su equipo reclutaron a 24 corredores que fueron asignados aleatoriamente para que recibieran suplementación con probióticos (PRO) (25.000 millones de Unidades Formadoras de Colonias (UFC)) o placebo durante los 28 días anteriores a una maratón.

Estas cápsulas contienen una mezcla de probióticos de Lactobacillus acidophilus (CUL60 y CUL21), Bifidobacterium bifidum (CUL20) y Bifidobacterium animalis subs p. lactis (CUL34).

Los síntomas GI se registraron durante el periodo de suplementación y durante la carrera. Se midieron la lactulosa sérica, la proporción ramnosa y la proteína que une los ácidos grasos intestinales plasmáticos, sCD14 y citoquinas antes y después de la carrera.

El equipo descubrió que la incidencia de síntomas GI moderados observados fue menor durante la tercera y cuarta semana del periodo de suplementación en comparación a la primera y segunda semana de suplementación con PRO pero no en el grupo del placebo.

Durante la maratón, la severidad de los síntomas GI durante el tercio final fue significativamente menor en el grupo PRO en comparación con el grupo placebo.

La menor severidad de los síntomas se relacionó con una diferencia significativa en la reducción de la velocidad media del primer al último tercio de la carrera entre el grupo placebo (-14,2%) y PRO (-7,9%), aunque no hubo diferencias en los tiempos de finalización entre los grupos.

Las medidas circulatorias aumentaron en una medida similar entre el grupo PRO y placebo.

“Los corredores suplementados con probióticos observaron menos síntomas GI y menos severos, tanto durante el entrenamiento como durante la maratón al utilizar una carga estandarizada y recomendada de CHO, CHO en carrera y estrategias de hidratación”, dijo el estudio.

“Aquellos corredores suplementados con probióticos también demostraron una menor disminución del rendimiento (evidenciado por el mantenimiento de la velocidad de carrera) hacia el final de la carrera”.

Medidas a tiempo real

En la discusión de la aparición de los síntomas GI durante la carrera, el equipo también fue capaz de informar sobre su progresión en tiempo real.

“Debido a que se registró el tiempo de cada vuelta de 400 m, fuimos capaces de evaluar con precisión la velocidad de carrera a lo largo de la carrera y observar una relación significativa entre la severidad de los síntomas GI y la reducción en la velocidad de carrera durante el último tercio de carrera”, dijo el estudio.

“En base a las medidas de los síntomas GI en tiempo real y las reducciones de la velocidad, nuestros sugieren que la suplementación con probióticos podría ayudar a los corredores de maratones a mantener su velocidad de carrera, posiblemente debido a la atenuación de los síntomas GI”.

“Los investigadores también reconocieron la falta de un efecto de la suplementación con probióticos sobre los niveles del clúster de diferenciación 14 (sCD14) soluble en plasma, un marcador relacionado con la aparición de síntomas GI”.

“Sin embargo, sus datos sugieren que sCD14 podría ser un marcador novedoso para la activación inmune inducida por GI tras el ejercicio de resistencia y proporcionó alcance para investigaciones futuras”.

“La suplementación con probióticos no tuvo efectos sobre sCD14, IL-6, IL-8, IL-10, cortisol o concentraciones de I-FABP o permeabilidad GI”, concluyó el estudio.

“A pesar de esto, los atletas que participaron en eventos de resistencia, en los que los síntomas GI son comunes y probablemente afecten al rendimiento, podrían considerar la suplementación con probióticos desde semanas antes a la competición”.

Referencias

Pugh JN, Sparks AS, Doran DA, Fleming SC, Langan-Evans C, Kirk B, Fearn R, Morton JP, Close GL. Four weeks of probiotic supplementation reduces GI symptoms during a marathon race. Eur J Appl Physiol. 2019 Jul;119(7):1491-1501.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.