Los probióticos con cepas de Lactobacillus de alto rendimiento pueden mejorar la salud vaginal

Las cepas de bacterias vaginales de Lactobacillus funcionan en gran medida mejor que las cepas que se utilizan actualmente para la salud vaginal, según un nuevo estudio de Sudáfrica.

 

Las especies de Lactobacillus en el tracto reproductivo inferior de mujeres sanas reducen el pH vaginal y protegen contra las infecciones de transmisión sexual. Sin embargo, las mujeres comúnmente sufren de vaginosis bacteriana, una interrupción en la microbiota genital óptima dominada por Lactobacillus. Esto se traduce en un pH vaginal más alto, así como secreción e inflamación vaginales.

 

El cuidado de la salud vaginal

 

La vaginosis bacteriana se asocia con resultados adversos del embarazo y un mayor riesgo de infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH. A pesar de que los antibióticos son el tratamiento estándar para la vaginosis bacteriana, la mayoría de los casos reaparecen a los seis meses. Se han explorado los probióticos que incluyen Lactobacilli para mejorar la durabilidad del tratamiento, pero la mayoría de los productos no contienen especies que se encuentran comúnmente en el tracto genital femenino.

 

La autora principal Jo-Ann Passmore, Profesora de la Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), dice que actualmente hay una variedad limitada de probióticos para la salud vaginal disponibles. Su estudio se ha centrado en Sudáfrica, pero reconoce que a nivel internacional siguen siendo “muy pocos” los productos que contienen cepas que se encuentran en el tracto genital femenino.

 

El nuevo estudio, publicado en PLOS Pathogens, tenía como objetivo aislar y evaluar las características clave de las cepas vaginales de Lactobacillus. En el análisis participaron mujeres sudafricanas, con el fin de seleccionar las cepas de “mejor rendimiento” para el desarrollo de un probiótico para la salud vaginal.

 

Cepas probiótica para la salud vaginal

 

Concretamente, se obtuvo una muestra de 26 mujeres sudafricanas jóvenes (edad media 18 años; IQR 17-19 años). Por su parte, el equipo de Passmore comparó las características de cinco cepas diferentes de Lactobacillus en las mujeres (L. crispatus, L. gasseri, L. jensenii, L. vaginalis y L. mucosae), cuatro cepas de referencia ATCC – American Type Culture Collection – (L. crispatus, L. gasseri, L. jensenii y L. vaginalis) y tres cepas de probióticos disponibles comercialmente (L. reuteri, L. rhamnosus y L. acidophilus).

 

Los investigadores analizaron su crecimiento a diferentes valores de pH. También se evaluó la capacidad de reducir el pH y producir productos antimicrobianos. Por último, se estudió la inhibición de patógenos y la susceptibilidad a los antibióticos. Entre los hallazgos, destacaron que varias cepas vaginales exhibían “mejores perfiles probióticos que las cepas comerciales”. Los autores dicen que esto sugiere que las cepas vaginales serían beneficiosas en el desarrollo de tratamientos probióticos para la vaginosis bacteriana.

 

Declaraciones de los autores

 

Para terminar, los investigadores redactaron que la secuenciación del genoma completo de las cinco cepas vaginales de mejor rendimiento reveló que “probablemente serían seguras y no representarían un riesgo de resistencia a los antimicrobianos”.

 

Pocos probióticos destinados a promover la salud vaginal contienen Lactobacillus spp. Estos colonizan comúnmente los tractos genitales inferiores de las mujeres africanas, según los autores. “El descubrimiento y uso de nuevas cepas de probióticos vaginales puede mejorar la durabilidad de los tratamientos de vaginosis bacteriana y, con este fin, evaluaron una multitud de cepas vaginales de Lactobacillus e identificaron algunas que deberían probarse como ensayos clínicos de probióticos vaginales en África”, concluyeron los investigadores.

 

Referencias

 

Happel AU, Kullin B, Gamieldien H, Wentzel N, Zauchenberger CZ, Jaspan HB, Dabee S, Barnabas SL, Jaumdally SZ, Dietrich J, Gray G, Bekker LG, Froissart R, Passmore JS. Exploring potential of vaginal Lactobacillus isolates from South African women for enhancing treatment for bacterial vaginosis. PLoS Pathog. 2020 Jun 4;16(6):e1008559.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.